La unicidad de Dios

Estimado lector lo invito a leer estas bases bíblicas comparativas para contestar esta pregunta. ¿Que Jehová del Antiguo testamento es un solo Dios?. Este tema debería de ser fácil de comprender cuando tomamos en cuenta que ambos Testamentos nos enseñan que solo hay un Dios, y que este Dios, es uno. Consideremos algunas Escrituras que claramente proclaman que solamente hay un Dios, y ellas nos darán la respuesta a esta pregunta. UNICIDAD DE DIOS: La Biblia, en el antiguo testamento claramente presenta un solo Dios. Deuteronomio 6:4 “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es” En la Biblia, Génesis 1:1 se presenta a Dios como el creador. “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. En Génesis 12:1-4 Relata el llamamiento de Abram, él tenía 75 años y únicamente conocía al que lo llamó como Dios. “Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. En Génesis 17:1 24 años después, Dios se presenta Abram en una forma maravillosa y le dijo: “Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso. (Omnipotente). Pasan años y Dios llama a Moisés y lo envía a sacar a su pueblo de Egipto Éxodo 3:13-15 “Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿Qué les responderé? Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos. Dios siguió hablando con Moisés: Éxodo 6:2-3 dice: “Habló todavía Dios a Moisés, y le dijo: Yo soy JEHOVÁ. Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVÁ no me di a conocer a ellos. MONOTEÍSMO: Consideremos como lo explica el Pastor David K. Bernard en su libro “La unicidad de Dios” (Páginas19 y 20) “Creer y aceptar estas enseñanzas bíblicas en un solo Dios se llama monoteísmo; que proviene de dos vocablos griegos: “monos” que significa uno y “teos” significando Dios. Esta doctrina está en ambos testamentos. Las personas que no aceptan el monoteísmo pueden ser clasificadas de la siguiente forma: ATEO: El que niega la existencia de Dios. UN AGNÓSTICO: Uno que asevera que la existencia de Dios es desconocida y probablemente inconocible. Un PANTEÍSTA: Uno que equivale a Dios a la naturaleza o fuerzas del universo. POLITEÍSTA: El que cree en más de un Dios: EL DITEÍSMO: El que cree en dos dioses. EL TRITEÍSMO: Creer en tres dioses. Entre los religiosos del mundo, tres son Monoteístas: el Judaísmo, Mahometismo y el Cristianismo”. LA DEIDAD: La palabra del griego que significa deidad es “Theotes” Los cristianos Monoteístas o unitarios, creen que la plenitud de la Deidad (todo lo divino de Dios) se encuentra manifestado en el Señor Jesucristo. Afirman que el único Dios se ha manifestado a la humanidad como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Los cristianos unitarios enseñan QUE TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD mora corporalmente en Jesucristo; es decir que todo lo que es Dios, sus atributos, su poder, su omnisciencia, omnipresencia, inmutabilidad, individualidad, racionalidad, Padre, Hijo, Espíritu Santo y más, todo ello está en el Señor Jesús. Efesios 2:9 dice “Porque en Él (en Cristo) habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad”. La palabra corporal la podemos relacionar con la palabra encarnación. El diccionario define la palabra encarnación: Como el acto misterioso de haber tomado carne humana el Verbo Divino. El apóstol Pablo lo presenta de esta manera: 1ª Timoteo 3:16 “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.” Los cristianos Monoteístas o unitarios, creen lo que dice Isaías 35:4-6 aquí demuestra que Jesús es Jehová el mismo Dios manifestado en carne. “He aquí que vuestro Dios vendrá y os salvará“ El Señor Jesús no es otro Dios, es el mismo Jehová manifestado vestido en carne. TRINITARISMO: El trinitarismo afirma que existen tres personas distintas en la Deidad; Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, más un solo Dios. La Doctrina trinitaria dice que hay tres personas en un Dios. Los trinitarios llaman a estas tres personas la trinidad o el Dios trino. La trinidad dicen ellos: significa un Dios en tres modos de existencia. Padre, Hijo y Espíritu Santo. En el antiguo y nuevo testamento, la enseñanza de UN SOLO DIOS es clara y sencilla, es doctrina Bíblica. El propósito de este estudio es afirmar y explicar la doctrina de la unicidad de Dios y que a través de las edades este único Dios se ha manifestado a los hombres. Consideremos estos textos bíblicos: Isaías 46:9 “Porque yo soy Dios, Y NO HAY MÁS DIOS, y nada hay a mi semejante”. Isaías 43:10 “Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy, ANTES DE MI NO FUE FORMADO DIOS, ni lo será después de mí”. Deuteronomio 4:39 “Aprende pues hoy, y reduce a tu corazón que Jehová él es el Dios arriba en el cielo, y abajo sobre la tierra, NO HAY OTRO”. En esta introducción o presentación, el Creador, el Ser supremo primeramente se da a conocer como DIOS, enseguida como EL TODOPODEROSO, DIOS OMNIPOTENTE, y al final se presenta y declara que él es el YO SOY, “JEHOVÁ” Este nombre significa el “Auto-Existente o el eterno”. CONCLUSIÓN: JEHOVÁ es el nombre de Dios en el antiguo testamento. Leer estas dos citas bíblicas: Isaías 44:6 “Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.” Isaías 46:9 “Porque yo soy Dios, Y NO HAY MÁS DIOS, y nada hay a mi semejante” Esta Unicidad de Dios que fuertemente se proclama en el antiguo testamento, fue el fundamento de la adoración del pueblo Hebreo. Ellos no fueron idólatras, evitaron de multiplicar o dividir el honor y la adoración a Jehová. Lea cuidadosamente lo que dice Éxodo 20:1-6 “Y habló Dios todas estas palabras, diciendo: 2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 3 No tendrás dioses ajenos delante de mí. 4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos”. Deuteronomio 6:4 “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno e
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso